FERIAS AGROECOLOGICAS ITINERANTES (SEGUNDA PARTE)



Despunta el alba y como cada sábado Jhobana Veizaga y sus ayudantes ya están cargando la camioneta de frutas y verduras cosechadas la tarde anterior en el huerto ecológico de la Colonia Piraí. Jhobana es ingeniera agrónoma, encargada de huertos de la Colonia y tiene a su cargo 20 alumnos los que hacen parte del proyecto educacional de la institución. Esta mañana se da un respiro para atendernos en el stand que sin duda tiene más movimiento en la Feria Agroecológica de Santa Cruz. “Los estudiantes aprenden haciendo” nos dice. “Las dos terceras partes de su tiempo los alumnos lo pasan en el huerto asimilando lo aprendido en las aulas. Cada uno tiene a su cargo una platabanda la que es supervisada a diario por mi persona. La mayoría de la producción de Colona Piraí es para el autoconsumo ya que la utilizamos para desayuno, almuerzo y cena de los mismos estudiantes. Otra parte de la producción, muy bien seleccionada, la traemos semanalmente a la feria y generalmente la vendemos toda. Son alimentos sanos, producidos en forma ecológica y que cuentan con el Sello de Identidad Agroecológica”.


En esta feria nos visitó una querida amiga de la Plataforma Agroecológica. Se trata de Mariela López Brito, periodista de Erbol, que de pasada por el barrio Urbarí se encontró con la Feria itinerante. “Encuentro muy importante que existan ferias que vendan productos naturales sin venenos ni transgénicos. Soy fanática de la miel y encontré un stand con diferentes productos los que uso especialmente en repostería.”


Luc Lendrum es canadiense y vive en Bolivia hace 2 años junto a su esposa levantando su emprendimiento Mundo Verde, un concepto de panadería saludable. “Trabajamos en base a masa madre, un tipo de fermentación natural que evita la acidez que se puede producir al usar levaduras industriales. Usamos harinas integrales, chancaca en vez de azúcar, mantequilla de sésamo como materia grasa a fin de hacer nuestros productos lo más livianos y saludables posible. La idea es utilizar sólo insumos orgánicos o de producción agroecológica, nos cuenta”. Ya están cultivando trigo orgánico en Moro-Moro junto a un socio local que les venderá toda la cosecha en los próximos meses.
Cindy Irusta es la encargada de la repostería de Mundo Verde. “Mi especialidad son las galletas de avena con mantequilla de sésamo, galletas de chocolate con pimienta y sal, especialmente sabrosas. También hacemos muffins de afrecho, de esta manera utilizamos el sub producto de la harina integral que usamos para el pan para no desperdiciar nada y de paso incluimos bastante fibra en el producto final.”


Alex Severiche es el responsable del stand de Probiotec y nos relata que en la quinta ubicada en San Luis tienen más de 70 variedades de frutas y hortalizas donde se testean los insumos ecológicos para la producción. “Desde hace más de 20 años la empresa produce fertilizantes y abonos foliares para la producción ecológica de alimentos. También se aislan en laboratorio y se reproducen diferentes microorganismos los que son usados para el combate contra hongos dañinos para los cultivos y plagas de insectos. Todos nuestros productos son amigables con el medio ambiente y tienen certificación orgánica“, nos cuenta Alex.


Desde  Samaipata llegó María Fernanda Villarroel, dueña de Lavender, un emprendimiento que tiene como objetivo cuidar y mimar el cuerpo. “El insumo básico es la lavanda que yo misma cultivo en mi tierra. Esta se procesa para hacer aceite o se seca para hacer sachets. En base a estos insumos básicos se pueden hacer desodorantes, cremas, jaboncllos con arcilla, té verde o negro con lavanda, bálsamo, sales exfoliantes, talcos, aromatizantes y aceites para masajes.”


Wilma Mejías es la encargada del stand de Ecoplanet especializado en la venta de plantas medicinales como boldo, poleo, matico, cedrón valeriana, y aromáticas como perejil, apio, romero, tomillo, laurel y hierbabuena. Las macetitas con plantas parten desde los 10.- bolivianos. “Aquí también se pueden encontrar bolsas de tela de material reciclado tejidas a crochet. Muy resistentes y durables a fin de evitar el uso de bolsas plásticas que van a contaminar el medio ambiente.”


Carolina Martínez es representante de Bolivian Maca. ”La maca es homeostática, es decir, actúa de acuerdo a lo que necesita el organismo. Existen 23 ecotipos de maca, osea diferentes variedades, las que se utilizan de acuerdo al tratamiento específico de cada enfermedad, como colesterol alto, presión alta o baja, gastritis, próstata.”


En el stand de productos Oriental encontramos a Sergio Malkind, representante de la empresa. En esta feria están comercializando harinas poco conocidas como por ejemplo del fruto del cupesí. “Este es un árbol que tiene raíces muy profundas y de esta manera logra extraer muchísimos nutrientes de la tierra”, dice. “Tiene hidratos de carbono de fácil digestión y vitaminas. También tenemos disponibles harinas de plátano y coco, bajas en grasa, todos productos sin gluten, especiales para celíacos.”

Hacia mediodía nos encontramos con la señora Nena, una vecina que ya se está acostumbrando a la presencia de la feria en la plazuela de La Paloma de la Paz y en esta ocasión aprovechó de hacer algunas de sus compras, consciente que está llevando pura salud a su casa. “Hoy conseguí algunos plantines de grey para plantar en mi quinta, hierbas aromáticas, maca, queso fresco, yogurt artesanal, chorizos y lechugas para cocinar en casa”.

Para saber más sobre nuestras ferias síganos en Facebook: Plataforma Agroecológica

Comunicaciones Plataforma Agroecológica del Trópico, Subtrópico y Chaco.

Anuncios

FERIAS AGROECOLOGICAS ITINERANTES 2018

La Plataforma Agroecológica en acuerdo con el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra desde el día 31 de marzo 2018, está promoviendo las ferias itinerantes en diferentes lugares de la ciudad. El principal propósito es llevar a los diferentes barrios de la ciudad los productos agroecológicos y sensibilizar a la población sobre sobre su alimentación ampliando a su vez la red de consumidores de productos saludables y libres de químicos.

Algunos de los interesantes productos ofrecidos en la última feria en el Parque Paloma de la Paz del barrio Urbarí fueron los siguientes:

Asai, copuazú y harina de platano.
Dilfredo Moreno, distribuidor de estos productos a través de su empresa Oro Negro Amazónico nos cuenta que “ha sido una experiencia muy hermosa a lo largo de estos 4 años trabajando con los recolectores de productos no maderables de la Amazonía boliviana de comunidades indígenas y campesinas. El asaí es un antioxidante, energético y vitamínico que ayuda a sentirse bien y a bajar de peso ya que acelera el metabolismo, permite quemar una mayor cantidad de grasa, y aleja el hambre, brindando una sensación de saciedad.”


Pulpas de frutas.
María Lourdes Morales de la Huerta Familiar Cáceres dice que son productores de cítricos ubicados cerca de las Lomas de Arena. “Trabajamos todos los cítricos, especialmente acerola la cual transformamos en mermelada con azúcar morena, pulpa, bolo y gelatina, productos pensados para los niños de manera que puedan aprovechar las vitaminas presentes en la fruta. Nuestros productos generalmente los vendemos a pedido cuando nos llaman al 60945224. Se hacen descuentos al por mayor.”


Spirulina.
Rosa Canedo, representante del producto Spirulina nos cuenta que se trata de una microalga producida en el desierto de Atacama, Chile. “Es un producto orgánico con certificación Ceres, recomendado especialmente para vegetarianos o veganos por su alto contenido en vitamina B12. Tiene además todo el complejo B, vitaminas y proteínas. Se recomiendad consumir 5 gramos en las mañanas agregando a un jugo de frutas por ejemplo.”


Moringa
Iván Berzaín es productor y representante de “Moringa Vida” y “Moringa Real”.
“Nuestros cultivos están en la zona de La Guardia donde comenzamos hace 5 años. Ahí mismo se encuentra la planta. Las hojas se lavan y luego se deshidratan con calor. Por cada 100 kilos de hoja verde se obtiene 30 kilos de producto deshidratado el que luego ofrecemos en bolsas o también molido en envases más pequeños. La moringa es una planta nutricional más que medicinal. Tiene proteínas y minerales importantes como manganeso, magnesio, hierro, zinc y boro. La moringa es además un gran antioxidante”.


Cárnicos y derivados de la leche.
Edith Carpio de Nakamura es productora de un pequeño emprendimiento familiar en la Colonia Japonesa San Juan. Producen leche, quesos y productos derivados de la crianza de cerdos. “Nos interesamos en producir alimentos de mayor valor agregado libres de conservantes y aditivos químicos que aporten a la salud de la población. Cumplimos con todo el calendario que exige Senasag sin embargo no utilizamos antibióticos ni estimulantes de ningún tipo. Como nuestro emprendimiento es pequeño si algún animal se enferma se lo separa del plantel para su cuidado. La leche de nuestras vacas se vende pura y así igualmente se utiliza como materia prima para producir nuestros quesos. Nos interesa crear conciencia entregando productos sanos que no perjudiquen la salud de la población.”


Empanadas y pasteles.
Sonia Cabrera de Divola de la empresa “D’Cocomamas” es productora de empanadas y pasteles con recetas aprendidas de sus viajes por el mundo. “Las empanadas que preparo pueden ser de queso seleccionado del Chaco boliviano y también vegetarianas, preparadas con diversos vegetales comprados a productores socios de la Plataforma Agroecológica como Colonia Piraí.”


Purificadores de agua.
Gustavo Eiki, representante de PSA presenta un producto argentino que sirve para filtrar exceso de químicos, cloro, pesticidas, alguicidas y, metales pesados. “Además trihalometanos, compuestos químicos volátiles que se generan durante el proceso de potabilización del agua por la reacción de la materia orgánica, aún no tratada, con el cloro.”

Mientras tanto, las Ferias quincenales en el parque Mangales de la Av. Beni continúan y ahí podrán ustedes encontrarnos el próximo sábado 21 de abril desde las 9 de la mañana con una gran variedad de alimentos sanos, libres de químicos y transgénicos.

Comunicaciones Plataforma Agroecológica, abril 2018.

Coexistencia Imposible

Los impulsores de la introducción de nuevos eventos transgénicos en el país como ser ANAPO, CAO y el IBCE, además de buscar que el gobierno viole la Constitución y la modifique para con ello autorizar nuevos eventos transgénicos, utilizan argumentos que no corresponden a la verdad, basados en los intereses de las transnacionales , antes que en la realidad y por ello, vienen diciendo a los cuatro vientos la posibilidad de la coexistencia entre la producción agroecológica con la producción con transgénicos.

Para entender esta falsedad primero que nada debemos tener claro que se trata de dos modelos de producción antagónicos por sus propias características.  Veamos por qué:

  • Mientras la producción agroecología, se sostiene en la conservación y defensa de la biodiversidad, el agronegocio de los transgénicos, se funda en el monocultivo de soya, algodón, maíz y caña de azúcar; destinados a la alimentación de ganado, biocombustibles y textiles. Es decir, que no están direccionados a la alimentación humana.
  • Mientras la producción agroecológica nace de los recursos genéticos de la biodiversidad, el agronegocio nace de la propuesta de transnacionales como Monsanto, Syngenta, Bayer, etc. y empresarios nacionales y extranjeros, cuyos intereses son fundamentalmente el lucro a costa de nuestra salud, alimentación, suelos, bosques, aguas y recursos genéticos.
  • Mientras la producción agroecológica se basa en el uso diverso y sostenible de la biodiversidad, el derecho colectivo, sin necesidad de destruir nuestros bosques y arruinar nuestros suelos, el modelo del agronegocio se funda en el lucro corporativo de grandes empresas transnacionales que so pretexto de producir alimentos, destruyen nuestros bosques, por eso tienen como objetivo ampliar la frontera agrícola a costa de la destrucción de los bosques del oriente boliviano.

Tenemos entonces dos visiones diferentes del uso de los recursos naturales que son antagónicos y que no pueden coexistir. La coexistencia NO es posible tampoco desde el punto de vista agronómico, tal cual explicó el Dr. Alejando Espinosa Calderón miembro de La Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) de México, una Asociación Civil fundada en 2006 por científicos mexicanos de pensamiento independiente, a los que une la convicción de que el conocimiento científico debe generarse, usarse y aplicarse para mejorar la calidad de vida de la sociedad de manera sustentable y no para beneficio de alguna minoría, con relación a la coexistencia Espinosa dijo:

“La coexistencia no es posible, ese estudio firmado por entusiastas pro transgénicos no corresponde a otras evidencias.  Como argumento para ser usado legalmente, ese tipo de trabajos deberían hacerlo instituciones sin conflictos de interés.  El polen se mueve a cientos de metros de distancia, cada planta de maíz libera 5 a 27 millones de granos de polen.  Ellos apelan al uso de distancias de aislamiento para certificar semilla (300 m.), en la cual se admite cierta frecuencia de contaminación, pero son contaminantes de variedades convencionales, en transgénicos la tolerancia debe ser cero.

Un grano OGM’s que contamine propicia presencia exponencial en las siguientes generaciones.  Si esos contaminantes llegan a las más de 70 razas de maíz bolivianas, inevitablemente se contaminarán y se alojarán tantos transgénicos en su genoma que se presentará un umbral de intolerancia por la basura genética que se alojará en los maíces nativos.  La coexistencia sólo está en la mente perversa de los promotores.”

Existen pues, sobrados argumentos sociales, económicos, ambientales y agronómicos que echan por tierra esa perversa intención de querer justificar el ingreso de los transgénicos a nuestro país, a sabiendas que violan la Constitución y las Leyes, van a afectar a miles de productores agroecológicos, a quienes los promotores oficiosos de los transgénicos en Bolivia, pretenden engañarlos indicando que la coexistencia entre producción sana, libre de agrotóxicos y libre de transgénicos, puede equipararse y convivir con la producción transgénica.

Entonces está claro que la tan mentada coexistencia ES IMPOSIBLE, por eso mismo, debemos estar atentos a las maniobras de empresarios y el gobierno que, en una dudosa alianza, pretenden convencer a la sociedad civil, con el argumento de que la coexistencia entre los transgénicos y la producción agroecológica es posible. Nada más falso que esto.

 

¡LA SEGURIDAD Y LA SOBERANÍA ALIMENTARIA EN BOLIVIA ESTÁN EN RIESGO!

PRONUNCIAMIENTO

¡LA SEGURIDAD Y LA SOBERANÍA ALIMENTARIA EN BOLIVIA ESTÁN EN RIESGO!

La PLATAFORMA AGROECOLÓGICA DEL TRÓPICO, SUBTRÓPICO Y CHACO, conformada por productores, recolectores, transformadores, consumidores, centros académicos, organizaciones públicas y privadas, activistas y empresas, emite el siguiente pronunciamiento respecto al acuerdo establecido el pasado 19 de diciembre entre el gobierno nacional de Bolivia y representantes del agronegocio para que los mismos presenten en el plazo de tres meses una propuesta para la introducción de más eventos de soya transgénica, maíz, algodón y caña transgénicos.

Los cultivos mencionados forman parte de la agenda global de las corporaciones o transnacionales de las semillas y agroquímicos que están pretendiendo imponer a todos los gobiernos a nivel global y no tienen que ver nada con la soberanía y seguridad alimentaria. El propósito de estas transnacionales es de fortalecer sus ingresos mediante el pago de patentes por el uso de sus semillas transgénicas y la comercialización de los agroquímicos asociados a dichas semillas. Es decir, que este acuerdo no es parte de una agenda nacional que vela por los intereses del país, sino de un sector que representa a los intereses de las corporaciones.

Por otra parte, bajo el pretexto de incrementar el rendimiento de la soya, del maíz y de combatir el ataque de plagas, etc., se pretende violar la CPE en su artículo 255, numeral 8, la ley 300 de la Madre Tierra, la Ley 071, la Ley 622 y los Decretos Supremos 2452 y 2735. Es decir que, ¿la CPE y las Leyes pueden ser violadas cuando los intereses sectoriales y políticos así lo dispongan?

El justificativo de introducir más eventos de soya transgénica para incrementar el rendimiento, es un argumento que ha demostrado que es totalmente falso, ya que desde la introducción de la soya transgénica, el rendimiento no ha variado (2,1 toneladas por ha) y es menor a los rendimientos que se tenían anteriormente con soya convencional y que estaban entre 2,26 a 3,16 toneladas por hectárea (El Cultivo de soya: Recomendaciones técnicas-CIAT-ANAPOUAGRM, 1995).

El argumento de incrementar el volumen de producción para la exportación, a costa de una mayor ampliación de la  frontera  agrícola con el consecuente desmonte de miles de hectáreas de bosque y la destrucción de sistemas productivos diversos, que van a suponer más sequias, inundaciones y ataque de plagas, no tiene sustento que aporte al desarrollo sostenible de la región y del país. Bolivia produce el 1.8% de la soya del MERCOSUR y el 1% de la soya del mundo. Suponiendo que incrementemos al doble la producción de soya a costa de serios impactos socioambientales y productivos, continuaremos siendo un país proveedor y marginal de materia prima y sin haber solucionado el grave problema de ser un país importador de más de 150 alimentos que antes producíamos y que han generado un gasto de más de 700 millones de dólares en la gestión 2016.

Estamos alarmados con la sola mención de legalizar la introducción de maíz transgénico, ya que esto generaría un desastre alimentario, cultural y ambiental sin precedentes, porque contaminará las más de 77 razas nativas que existen en nuestro país, muchas de las cuales son resistentes a plagas, enfermedades y están adaptadas a los cambios climáticos; a su vez perderíamos alimentos que son propios de zonas geográficas (valles y chaco). ¿POR QUE RAZÓN TENEMOS QUE VIOLAR LO ACORDADO EN UNA CONSTITUCIÓN QUE SE REALIZO DESPUÉS DE TODO UN PROCESO DE CONSTRUCCIÓN COLECTIVA Y DEMOCRÁTICO?

¿Cuál es el verdadero interés que existe por introducir maíz transgénico? ¿Queremos seguir el ejemplo de México? Este país producía hace 15 años y con total soberanía, 54 millones de toneladas de maíz para el consumo interno. Con la introducción del maíz transgénico ha reducido su producción a 34 millones y ahora está comprando más de 20 millones de toneladas de maíz. Eso se llama pérdida de la seguridad y soberanía alimentaria y pérdida de la soberanía científica.

¿Por qué a pesar de las presiones y propaganda de las corporaciones que promueven semillas transgénicas, solo hay 26 países que siembran transgénicos de los 194 que existen en el planeta?

Bolivia está entre los 11 países más ricos en mega biodiversidad del planeta y este potencial no ha sido incorporado en las políticas de desarrollo sostenible del país porque no se aprovechan estos recursos para la industrialización, la innovación, la investigación científica, la transformación de alimentos, que pueden generar miles de empleos e ingresos para el país. Al contrario, el Estado en todos sus niveles sigue consolidando a Bolivia como simple proveedor de materia prima a costa de la destrucción y desaparición de los recurso naturales vitales para el desarrollo nacional, como son territorio, agua y bosque y recursos genéticos.

Estamos entonces en una encrucijada en la que el Estado en todos sus niveles, debe asumir el rol de velar por los intereses nacionales o profundizar su dependencia de las empresas transnacionales.

Por ello, la PLATAFORMA AGROECOLÓGICA DEL TRÓPICO, SUBTRÓPICO Y CHACO, está en alerta  y convocamos a los bolivianos a no permitir que esta amenaza se consolide aprobando nuevos eventos transgénicos que pondrá en riesgo nuestra biodiversidad, seguridad y soberanía alimentaria.

¡PROTEJAMOS NUESTRA BIODIVERSIDAD!

¡NO A LOS EVENTOS TRANSGÉNICOS!

¡POR UN VERDADERO DESARROLLO SOSTENIBLE!

 

Plataforma Agroecológica en la Expoforest 2017

En el marco de la Expoforest que se llevó a cabo entre los días 13 y 16 de abril en las instalaciones de la Expocruz, la Plataforma Agroecológica Trópico, Sub-trópico y Chaco participó presentando una variada muestra de productos ecológicos, sin transgénicos ni pesticidas los que fueron puestos a disposición del público que visitó la muestra forestal.

Entre nuestros expositores cabe destacar a los recolectores de miel quienes ofrecieron productos de alta calidad como preparaciones a base de jalea real y propóleos. También Colonia Piraí que, como es su característica, conquistó al público con una excelente variedad de frutas y hortalizas de la estación.

También estuvieron presentes Café Montoya, Isondú, Ginger´s Paradise, Ecotierra, Trebol, la UAGRM, Portachuelo, CODAPMA y Probiotec.

Los foros sobre temas de desarrollo forestal y agropecuario incluyeron a destacados personeros de entidades de gobierno, instituciones, Ongs y la sociedad civil quienes participaron activamente en los debates.
Entre las preguntas que surgieron espontáneas del público se puede citar la preocupación por la amenaza de ampliación de la frontera agrícola en desmedro de las masas boscosas con la intención de cambiar el uso de tierra por monocultivos para la exportación de granos especialmente soya transgénica, representando una grave amenaza para la seguridad y soberanía alimentaria en consideración que Bolivia se ha convertido en un importador neto de alimentos.
También se puso en relieve el impacto del cambio climático que ha alterado el régimen de lluvias afectando fuertemente la producción de castaña. En este sentido, se dijo, hace necesaria la diversificación de cultivos y el mejor aprovechamiento de los bosques mediante nuevas técnicas y conocimientos como los que propone la Forestería Análoga.
Hacia el final del foro del día sábado agricultores ecológicos del este de Santa Cruz, los que alguna vez trabajaron sus parcelas en forma convencional usando agrotóxicos, nos relataron cómo fue su transición a la agroecología y compartieron una variedad de productos sanos con el público presente.
El encargado de cerrar el foro fue el productor Orlando Saucedo de la finca biodinámica Benevento compartiendo su experiencia y conocimiento en el desarrollo de un proyecto privado de conservación y manejo ecológico.

Día de Puertas Abiertas en CEASIP

El día 1 de abril en la propiedad Villa Granada del Centro de Ecología Aplicada Simón I. Patiño se realizó por primera vez un día de puertas abiertas, para que clientes, amigos e interesados puedan visitar y conocer de donde provienen los alimentos ecológicos que se ofertan.
Fundado en 1996, el Centro de Ecología Aplicada Simón I. Patiño se dedica a la promoción y el desarrollo de métodos de cultivo agroecológicos en terrenos poco profundos, arenosos, muy pobres en nutrientes y agotados tras años de monocultivos intensivos.
Asimismo, sus esfuerzos se articulan en torno a la rehabilitación y el establecimiento de una reserva genética de la raza bovina Criolla.
Esta raza, casi extinguida, fue introducida en América Latina hace más de 500 años y ‘mejorada’ a lo largo del tiempo cruzándola con razas europeas y asiáticas.
Los métodos desarrollados por el Centro en el ámbito de la agricultura y la ganadería son intercambiados sistemáticamente con las comunidades locales y con estudiantes e investigadores nacionales e internacionales.
Situado en las afueras de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en los extremos del Parque Regional Lomas de Arena, el Centro es una de las últimas zonas verdes protegidas de la ciudad.

¿COMBATE A LA LANGOSTA?

pesticides-header

Comunicado a la Opinión Pública

En septiembre de 2014 se constituye en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, la Plataforma Agroecológica del Trópico, Sub-trópico y Chaco, organización que cuenta con diferentes asociaciones de productores de cultivos agrícolas, café, cacao, asaí, hortalizas, fruta, miel y otros además de representantes del sector académico, del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra mediante el Programa de Mercados Saludables, ONGs, empresas, procesadores de alimentos, recolectores de productos del bosque y consumidores, los que establecen una alianza en la perspectiva de promover el Sello de Identidad Agoecológica que permita visibilizar la producción limpia y la generación de alimentos de alto valor nutricional, sin químicos, ni transgénicos.

En estos dos años y medio de existencia hemos organizado ocho Ferias Agroecológicas en la ciudad de Santa Cruz logrando llenar la necesidad de muchos consumidores conscientes quienes buscan alimentos sanos y seguros para llevar a sus familias.

Los socios de la Plataforma Agroecológica estamos siguiendo con mucha inquietud el llamado “combate a la langosta” a causa de la plaga de la Schistocerca cancellata, nombre científico del insecto que en este momento ya se hace presente en tres departamentos de Bolivia devorando indistintamente praderas y cultivos.

Nuestra mayor preocupación surge al enterarnos que SENASAG ha autorizado el uso de diferentes insecticidas para hacer frente al ataque de la langosta entre los cuales figuran: Fipronil, Cipermetrina, Clorpirifós, Carbaril y Lambda-cyhalothrin, entre otros.

Algunos de estos insecticidas están prohibidos en muchos países por el daño comprobado que causan a las abejas y a otros insectos no objetivo. Es decir, no son selectivos y eliminarán aves y especies de insectos benéficos para la agricultura (escarabajos depredadores, detritívoros y avispas parásitas) todos ellos controladores naturales de la plaga que se quiere eliminar.

La decisión de usar Fipronil, Cipermetrina, Clorpirifós, Carbaril o Lambda-cyhalothrin debe ser objeto de una cuidadosa consideración cuando existe la posibilidad de contaminación del medio ambiente acuático, ya que estos productos químicos son altamente tóxicos para algunos peces e invertebrados acuáticos.

Estos agrotóxicos tampoco son seguros para el ser humano y tienen diferentes grados de toxicidad, bioacumulación y biodegradabilidad como se desprende de la lectura de las respectivas hojas de seguridad.

En las zonas de la Guardia, El Torno así como en el sur y al oriente del departamento de Santa Cruz nuestros socios, agricultores y campesinos, proveedores de la Feria Agroecológica, están produciendo diferentes cultivos, frutas, hortalizas, miel y café entre otros, a fin de comercializarlos en nuestras ferias mensuales.

Por lo anterior solicitamos a la autoridad competente, en este caso el SENASAG, información oportuna, en tiempo real, a fin de resguardar la salud de nuestros socios productores, sus familias, sus tierras y los cultivos que representan su sustento y fuente de trabajo.

Exigimos información precisa para saber qué cultivos, dónde, con qué insecticidas, con qué periodicidad se fumigarán y qué destino tendrá el producto de la cosecha (alimento animal o humano). Si en las zonas aledañas se encuentran huertas familiares, hortalizas y frutas a fin de garantizar a nuestros clientes la inocuidad de los productos que serán ofrecidos en nuestras próximas ferias.

Además, desde nuestro quehacer agroecológico, entendemos que los agroquímicos no son la única manera de a combatir la plaga de langosta.

La utilización de productos para el control biológico de las ninfas e insectos adultos ya ha sido probada con éxito en otros países representando éste un método más seguro a fin de resguardar la salud de los productores, consumidores y de la biodiversidad en su conjunto.

Nuestra conclusión es que el sistema de producción extensiva y convencional de monocultivos está en crisis. Igualmente, la deforestación masiva ha ocasionado que muchas aves, parte del ciclo básico de la naturaleza, y depredadores naturales de muchas plagas hayan desaparecido. El ataque de langostas demuestra que este modelo es insostenible social, ambiental y económicamente, y que repercute en la biodiversidad, los suelos, el agua, la salud humana y hasta en la productividad.

¿Rociar todo con veneno es la única alternativa para superar esta crisis?

¿Las comunidades de campesinos y agricultores, sus hijos y familias serán notificados oportunamente de las fumigaciones? ¿Serán evacuados?

¿Los alimentos que ellos consumen y comercializan serán analizados a fin de que cumplan alguna mínima normativa?

¿Los ciudadanos y consumidores seremos informados del resultado de esos análisis?

¿Quién paga y asume las consecuencias de todo este desastre ecológico?

Sería el momento de aprovechar este grave problema ambiental para que la autoridad se interrogue y pueda interpelar a la agroindustria y la obligue a considerar alternativas a la producción convencional y transgénica que son parte del problema más que de la solución.

Bolivia necesita y merece un nuevo modelo de producción de alimentos basados en el respeto a la Naturaleza y en el Bien Común.

Plataforma Agroecológica, Trópico, Sub-trópico y Chaco
Santa Cruz de la Sierra, 3 de marzo, 2017