Colonia Piraí

Manejo de huerta como una experiencia educativa agroecológica

5610a570c2922
Testimonio de Jhobana Veizaga, facilitadora del módulo Huerta Agroecológica en Colonia Piraí

Al salir de las universidades tenemos un pensamiento de “vivir mejor que otros” gracias a la explotación agropecuaria, con este pensamiento iniciamos nuestras actividades.
Sin embargo, al llegar a la Colonia Piraí, vamos cambiando nuestra forma de pensar.
Este cambio se manifiesta en un proceso de construcción de lo que llamamos el “huerto agroecológico”. Éste se inicia con los y las participantes elaborando un diagnóstico productivo en el que intervienen el análisis de las vocaciones y potencialidades productivas de las regiones o comunidades de los y las estudiantes, el análisis del suelo, en el marco de lograr que su utilización sea sustentable en el tiempo, no degradándolo, analizamos también las distintas plagas y enfermedades que afectan los cultivos existentes.
Es un enfoque sobre la realidad que observamos, así mismo se toma en cuenta los requerimientos de la cocina de nuestro internado, y las debilidades y fortalezas que tenemos en nuestra huerta. Finalmente en base a los resultados de este análisis fijamos nuestras metas productivas que son generalmente para cumplirlas en tres meses.
En lo pedagógico indagamos los conocimientos previos, saberes y tradiciones para la agricultura que traen de sus pueblos así como los valores, alimentación cotidiana de sus regiones y expectativas de los y las participantes del módulo huerta agroecológica.

Este análisis nos permite planificar las actividades de formación profesional para el huerto agroecológico con las siguientes características:

1. Se explica y se recibe opiniones sobre todo el proceso de producción de las distintas variedades de vegetales que se cultivaran de acuerdo al calendario agrícola.
2. La construcción de valores bajo los principios de la agroecología.
3. La formación utilizando metodologías de investigación e innovación para la producción agroecológica.

Finalmente el logro de las personas con mentalidad critica, reflexiva dinamizadoras del cambio y que vuelvan a sus regiones y comunidades para aplicar los principios y valores desarrollados en esta formación.
En el proceso de ejecución articulamos la teoría con la práctica mediante técnicas tales como el aprender haciendo, la investigación adaptativa, que se caracteriza por lograr distintas variedades puedan adaptarse al clima, suelo y temperatura del contexto.
Una jornada cotidiana se inicia con una breve explicación de los alcances que deben lograrse al final de la misma, señalando los elementos teóricos en los cuales se apoya el proceso de elaboración de los diferentes insecticidas, plaguicidas y abonos foliares.
Posteriormente se organiza grupos de estudio con el material que van utilizar y las indicaciones correspondientes. Cada grupo procede a elaborar dicho trabajo con el apoyo permanente de la docente que orienta a cada grupo para evitar dificultades en el proceso.
Al terminar el trabajo se realiza una mesa redonda para la socialización de los productos trabajados en la jornada, cada grupo explica todo el proceso de elaboración y su debida utilización para el manejo integrado de plagas y enfermedades y se evalúan los resultados alcanzados.

Fuente: LLUVIA N°2, Es una publicación de la Fundación Colonia Piraí

Anuncios